Así deberías estar sentándote en tu escritorio | FIT México

Así deberías estar sentándote en tu escritorio

Inicio / FIT Tips / Así deberías estar sentándote en tu escritorio

image-articulo-1
por Hannah Newman, publicado en Greatist

Así deberías estar sentándote en tu escritorio

No dejes que esta infografía te engañe — sabemos que permanecer sentados puede ser malo para tu salud; ha sido relacionado con riesgos de enfermedades cardiovasculares, diabetes y hasta cáncer. Además, el sentarse por largos periodos de tiempo puede causar que tus músculos se vuelvan inactivos, quemando tan solo una caloría por minuto (una tercera parte de lo que podrías quemar caminando). Todo esto sucede aún cuando tienes una buena postura al sentarte.

Pero muchos de nosotros no tenemos una buena postura. Estamos sentados como contorsionistas y pretzels torcidos, preparándonos a nosotros mismos para una vida de lesiones y dolor. Y aún cuando los “Escritorios de pie” (o incluso aquellos con caminadora, sí… también existen) comienzan a ser una tendencia, no se han convertido aún en algo que veamos con regularidad en las oficinas, haciendo que el permanecer sentados la mayor parte del día, sea algo casi inevitable.

Para contrarrestar las espantosas consecuencias de los días que permanecemos sentados (y sin salida del sedentarismo), les compartimos la siguiente infografía que nuestros amigos de Greatist y el quiropráctico Alyx Brown prepararon sobre la mejor manera de sentarnos.

1.- El monitor y tus ojos

Es importante mantener una línea con el área de la pantalla donde más trabajas, ya sea en la parte superior (si mandas muchos correos) o abajo (si escribes mucho código). El ver hacia abajo de nuestras pantallas, añade mucho peso a nuestro cuello, haciéndonos vulnerables a hernias de disco en la cervical, esguince cervical y dolores de cabeza. Apilar libros debajo de tu monitor es un truco sencillo para levantar tu pantalla al nivel de tus ojos. Y si eres un trabajador de monitores múltiples, asegúrate de usar este truco en el monitor que usas más.

2. Escritorio

Cualquier cosa que uses constantemente (tu teléfono, mouse y/o botella de agua) puede ser un estrés para tu cuerpo si siempre batallas para agarrarlo. En vez de forzar a tu cuerpo y trabajar de más (forzando a estar en una posición incómoda), mantén estos artículos cerca de ti.

3.- Brazos

Cuando tus brazos están estirados y extendidos, tus hombros comienzan a rotar hacia enfrente, causando que la parte superior de tu espalda pierda fuerza. Para evitar lesiones en el hombro y dolor crónico en tu espalda, mantén tus brazos en una posición cómoda haciendo un ángulo de 90°, en una posición relajada y neutral. Las sillas vienen con descansos para los brazos por una razón, así que no temas usarlos.

4.- Espalda

Tu espalda estará más cómoda con una curva natural en la espina lumbar. Sin un soporte, tu espalda tiende a curvarse de más en la dirección opuesta (esto conocido como escoliosis o joroba) dejando tu espalda baja perfectamente expuesta a una hernia de disco y/o esguinces crónicos de espalda baja. Si no tienes una silla que te pueda dar el soporte necesario, sé creativo: las almohadas y chamarras son la solución perfecta para este problema.

5.- Piernas y Pies

Cuando tus piernas están cruzadas o sólo los dedos de tus pies tocan el piso, estás poniendo estrés innecesario en los músculos de gran soporte y dificultando el flujo sanguíneo. Aún los pequeños detalles, como permanecer con la pierna cruzada todo el día, puede dejarte un dolor crónico. Por supuesto que está bien el cruzar la pierna de vez en cuando, pero es importante estar consciente de la posición de tu cuerpo.

6.- Alineación Vertical

Mientras estás sentado, no debes estar inclinándote hacia enfrente. ¿Por qué? Bueno, aquí un dato interesante: por cada pulgada que nuestra cabeza se inclina hacia enfrente, nuestra espina dorsal siente como si le agregaran unos 5 Kgs extra, agregando esfuerzo a tus músculos.

Para Llevarse

Los pequeños cambios a tu postura realmente importan. Los malos hábitos al sentarse, como encorvarse o cruzar la pierna, pueden ocasionar lesiones serias y dolor crónico a la larga. Afortunadamente la mayoría de estos problemas se pueden evitar, y sin importar si eres muy grande o pequeño, existe una forma creativa de acomodar tu escritorio y mejorar tu postura.

No se sentirá asombroso en un principio; sabemos que la postura ideal es raramente la más cómoda, pero eso no significa que debes de vencerte frente a los largos periodos en los que permaneces sentado. Intenta incorporar lentamente estos cambios (cinco minutos por cada media hora) para acostumbrar gradualmente a tu cuerpo hacia una postura apropiada y con el tiempo, sentarse de manera correcta no se sentirá nada raro. Tu cuerpo te lo agradecerá.

En FIT queremos ayudarte a contrarrestar los efectos del sedentarismo en la oficina. Contamos con programas y entrenadores personalizados y semi-personalizados al alcance de cualquier bolsillo. Si aún no eres socio, solicita tu cortesía dando click aquí.

FIT MEXICO
FIT MEXICO
Experto en Fisiculturismo, Entrenamiento y Nutrición. Consejero, motivador y entrenador de campeones. Soy tu nueva compañía en el Fit. ¿Listo para entrenar?
Related Posts

Leave a Comment

Publicaciones Recientes
Boletín de Noticias

Suscríbete para recibir las últimas noticias y tendencias del mundo FIT.

Email
NOMBRE
Solicita tu cortesía por 1 día Click Aquí